domingo, 15 de julio de 2018

Sólo a veces.







Te recuerdo,
sólo a veces,
y te presiento deambulando por la casa,
buscando tal vez,
algo que olvidaste
o aquel juego de ajedrez
que era tu orgullo
y que yo cuido como un tesoro.
Te recuerdo,
sólo a veces.
Sin embargo te llevo,
esculpido en la cara,
en los gestos
y en esa manía tan tuya  
de intentar ser perfecto.

miércoles, 4 de julio de 2018

A un árbol.


"Montañas de Esterel" pintura de Claude Monet



El viento curvó tu espalda,
soldado sin guerra, que oscureció la sal.
Qué desamparo  habrá visto Monet en tu imagen,
que te inmortalizó, solitario y lejano.
Eres árbol tallado por  años,
huérfano de flores y nidos,
así te conocieron las generaciones,
constante frente al mar.

Te cantan las olas, viejo solitario,
te acuna la brisa que llega,
desde el macizo lejano, allá en Eterel,
te saludan las montañas,
jugando en el celeste de una niebla que no vemos,
pero  adivinamos sobre los picos nevados.
Y tus ramas se inclinan al lejano  horizonte; 
¿a besar el agua?

¿A robar colores al cielo dormido? 
Sólo tú lo sabes,  
por eso el artista  modelo en su pintura,
a un árbol  firme entre las piedras
y habitante de un tiempo que no vuelve más.

domingo, 24 de junio de 2018

El mantel.




En el mantel hay  recuerdos,
manchas de vino derramado
de  duraznos maduros,
de  uvas oscuras,
de algún aceite que no llegó al plato,
manchas que fueron vida
en las fiestas familiares;
Cumpleaños, Navidades, reuniones gozosas,
donde el canto matizaba
con su sello de alegría.
El viejo mantel, ya no se usa 
nuevas fibras remplazaron  su hilo blanco,
sin embargo, ninguno como él
para guardar la historia de los que somos
y de los que ya no están.

martes, 12 de junio de 2018

Poetas.



Admiro a los poetas,
que descubren el mar
en un arroyo.
En una  flor roja,
ven una orquídea,
color de cielo
y aman la lluvia
aunque les cale los huesos.
La metáfora es su guía,
la encuentran sin buscarla,
la elevan, la sueñan, la visten de luz
para que llegue a sus versos
y el poema se convierta
en un placer  del alma.





jueves, 31 de mayo de 2018

Dalí.


"Rosas ensangrentadas" 1930. Salvador Dalí.


Pincel que vuela
y rescata el horizonte
con dorados excelsos.
Cuerpo de mujer,
amor y pasión,
cielo  e infierno
y las rosas meditando,
sobre el sexo y la cabeza.
Desde qué jardín
llegaron tus rosas
en oníricas imágenes.
Tu locura que no era,
rescató su rojo,
pétalos de seda
lágrima de rocío
y una fuente de placer inalcanzable que no cesa
y se derrama
en un cuerpo de mujer.





sábado, 19 de mayo de 2018

Anochece sobre el río.






La isla se ha perdido
entre la fronda
y en un recodo,
la luna y el río
se abrazan silenciosos.
Mariposa sin color,
cruza solitaria,
buscando la luz,
se pierde en la niebla
que flota sobre el agua.
No me llega el sueño,
ni me acuna el río,
un búho real canta
en la orilla oscura
se ahoga el silencio,
entre las ramas del sauce
y en la duermevela,
ni el miedo me toca,
sólo la brisa, me lleva en su vuelo.




miércoles, 9 de mayo de 2018

A mi madre.

Puerto de Mar del Plata.




Te presiento, suspendida de una nube,
imaginando figuras dibujadas en tus ojos.
Caminando por una playa,
de quién sabe qué dimensión.
Recuerdo las tardes,
la costanera y tu risa al bajar a la arena fría de la mañana.
Y la espuma flotando,
mientras el agua helada besaba nuestros pies descalzos.
Cuantos paseos,
mañana y tarde,
mar y horizonte, viento y sal.

Mar del Plata era tu casa,
yo era la visita
que  escapaba de su mundo,
de tijeras y diseños,
tan sólo para verte.

Ya la ciudad  no es igual,
ni el mar, ni la playa.
Será que la tristeza empaña mis ojos
y me hace ver todo diferente,
hasta el viento es más frío,
me lástima la cara y me falta el calor de tus manos.



Sólo a veces.

Te recuerdo, sólo a veces, y te presiento deambulando por la casa, buscando tal vez, algo que olvidaste o aquel juego ...