martes, 13 de noviembre de 2018

Presentimiento.






Te presentía y días después, pasabas a mi lado,
me besaba tu sonrisa
y te esfumabas por las callecitas angostas que llevaban al puerto.
Me acariciaba el sol y yo tejía silencios,
buscando una explicación, más allá de mí, en las fronteras de mi mente la buscaba. 
Silenciaba las palabras para que fuera sólo mío el momento,
cuidando  el secreto
y que no se quebrara la magia de verte.
Eras mi locura, recóndita locura,
forjada en un sueño y cruzando a mi lado, como el viento,
como un perfume.
Un día te transformarás como el agua nieve
y  en mis manos quedará la humedad de un recuerdo
y  no habrá más sueños
ni la magia de tu presencia pasará a mi lado.
                                                                                         

lunes, 29 de octubre de 2018

Quiero



Busco un poema que me hable de la vida,
sin versos edulcorados
ni dramas de soledad ni abandono.
Mañanas, cantando entre el albor,
el sonido del mar y
tus pasos en la tarde.
Quiero el verde del trigal,
dibujando ondas con el viento
y que  la luna
me cuente secretos  de otras tierras.
Montes, manantiales,
nubes con cara de conejo,
flores con aroma
dulce y profundo,
dibujando el arco iris.
Quiero tanto y sólo tengo sueños.
Me quedan las ganas de escribir,
un café compartido, tus ojos que me miran
y eso es mucho.





Algunos problemitas de salud me han mantenido alejada de ustedes, pronto los ire visitando. Gracias.

María Rosa

sábado, 13 de octubre de 2018

Tiempo




A veces el tiempo es un insulto
que nos marca la cara,
ofende nuestros huesos
e intenta robarnos lo que nos pertenece:
la esperanza, la sonrisa,
las ganas de amar
que nos camina por la sangre,
esa que se perfuma con la primera rosa de septiembre
y nos acompaña hasta el último suspiro.



martes, 2 de octubre de 2018

Viejo bar.



Se perdió tu imagen,
la limpió el progreso
y en aquella esquina
con sabor a tango
brilla un edificio;
cemento y cristal.
Añoro las tardes
cuando entre tus mesas
de mármol antiguo
llegaban mis sueños
de bolsillos flacos,
mis buenos amigos,
arreglando el mundo
soñando la vida de verde ilusión.
Café compartido,
madrugadas locas,
quimeras doradas
y el primer amor.



miércoles, 19 de septiembre de 2018

Atardecer.



El sol agoniza entre nubes rojas,
sangre de estrellas que olvido la noche.
El reflejo ruboriza la aguja de los pinos,
los besa, y se pierde como un suspiro.
Una suave melancolía se respira en el aire,
es la frialdad  de la noche que se acerca,
la brisa se desprende del verdor y lo duerme,
arropa el paisaje y lo vence con su quietud.





viernes, 7 de septiembre de 2018

Pequeños poemas.








PINAR.
Era la oscuridad del pinar en la noche,
era tu mano tibia,
encendiendo estrellas en mi cintura.


LUZ.
Una mirada,
un aleteo de pájaros
pueden iluminar
el día más gris.


AYER
Era el tiempo de las naranjas maduras
y las tardes recostándose al sol.
La  ternura dibujada en los ojos,
 juramentos susurrados
entre besos interminables,
y caricias,
que quedaron en la memoria de la piel.





miércoles, 29 de agosto de 2018

Sábado a la noche.






La ciudad  oscura
se pinta y se perfuma
el sábado a la noche,
como  luciérnaga intenta brillar,
esperando  al hombre gris.
Él de la pena escondida
y el beso cansado.
Él que la salve del olvido,
de la vigilia de las noches largas
del humo  que flota
igual  que la bruma
en las madrugadas,
que cansa los ojos y agota  las mentes…
Ese, que nunca llega.

Presentimiento.

Te presentía y días después, pasabas a mi lado, me besaba tu sonrisa y te esfumabas por las callecitas angostas que llevab...