martes, 30 de junio de 2020

La última luz.

Poema inspirado en la obra de Vicent Van Gogh, "Paisaje iluminado por la luna".


La luz de la tarde
baña la campiña.
reflejan  las hojas
un cielo ceniza.
Luna tempranera
que  asoma curiosa,
pestañas curvadas
como una cuchilla .
Entre los sembrados
ni el viento se asoma.
Pasan los amantes,
buscando el silencio,
beben en los pinos
gotas de rocío.
La sed que los turba
esta en los sentidos.
El cielo naranja
y un perfume a menta
los van conduciendo,
al verde camino.
Se alarga la tarde,
ellos buscan la noche
ansiosos se miran,
se abrazan
como  almas eternas.
Dormirán los campos,
los pinos, la viña,
solo los amantes
insomnes de luna,
con ojos abiertos
y cuerpos cansados,
esperan el día.


lunes, 22 de junio de 2020

A un pato.





Olía a jazmines la tarde,
sobre el río,
la  brisa llevaba hojas secas,
del sauce que llora.
Tras un tronco oscuro,
lo vi aparecer.
¿De dónde había salido?
Se acercó a mi lado,
sacudió su cabeza
recorrió el parque,
con  su andar cansino,
albo en su plumaje,
orgulloso su gesto,
desvío rumbo al río,
el agua en sus ondas se lo llevó.

                                                                                                                                                       

miércoles, 10 de junio de 2020

Las piedras.





 Las olas suaves
besan la orilla del lago,
brillan las piedras,
el sol las transmuta en joyas,
chispean coquetas,
imitan al topacio, al rubí, a la esmeralda;
son un tesoro de luz
al borde del agua.

Al atardecer,
el sol se va
se pierde la magia,
la carroza de cenicienta,
regresa a su verdad;
las piedras preciosas
pierden luz
se transforman
son apenas;
un simple canto rodado.



lunes, 1 de junio de 2020

El nudo.






Cuando callamos lo que el alma
desea expresar, las palabras,
cual molino que se detiene,
se estancan, el agua no brota,
se transforma en un cordel
que se anuda, envuelve,
retuerce, una y otra vez.
Hasta que un viento nuevo
agita las aspas y el molino
retoma su ciclo vital.
Brotan las palabras,
surgen naturales, cristalinas,
agua pura y fresca,
llevando en su caudal
el cordel que se ha desatado.
Y una inquietud maravillosa
nos remoza como un viento
que barre las hojas muertas.



Buenos Aires.

  Quisiera encontrarte Buenos Aires Con tu antiguo esplendor veraniego, el mate en la vereda y el amor escondido entre Jazmines. Te ...