lunes, 24 de febrero de 2020

Tiempo de guitarras.





                                            


Hay flores, que al mirarlas me pierdo
en el laberinto de sus pétalos,
son la piel de un ángel,
suaves como un beso,
color de damasco maduro,
evocándome un verano,
una playa y en el cielo
una cuchilla plateada
y aquella rosa
que olvidamos en la arena,
testigo silente del amor.
Que habrá sido de los besos,
quién se llevó su calor,
ilusorio tiempo de guitarras,
arpegios de zambas
jugando en tu voz.







viernes, 14 de febrero de 2020

Ombú.






                                        
¿Qué habrá sido del ombú?
Aquel de la infancia,
sus ramas fueron
escalera
de mis sueños más audaces,
escenario
de mis versos primeros.
Amigo,
de mensajes secretos
          y guardián de mis miedos.      

Lo llevó el progreso,
el arcano de la  vida,
el destino,
¿Quién sabe quién?



domingo, 2 de febrero de 2020

Purpura.






Eras la uva madura
y el vino fresco en la siesta de verano.
El río manso bebiéndose la tarde,
la rosa morada y el clavel bordó.
La placidez del estío
y las primeras luciérnagas
iluminando mi cansancio.
Eran púrpura tus labios,
gastándose  en las flores de lavanda
y perfumando el aire.
Era púrpura  el viento del sur 
doblando los árboles con su rito antiguo
y hundiéndose en la hierba
blanda de rocío.
Y era tu voz
caricia
vacío en la oscuridad.
Fuiste tanto
que hoy nada queda.
Sólo  la evocación de un río morado
que se fue alejando
hasta perderse en el mar
y hoy es pasado.


Buenos Aires.

  Quisiera encontrarte Buenos Aires Con tu antiguo esplendor veraniego, el mate en la vereda y el amor escondido entre Jazmines. Te ...