miércoles, 29 de agosto de 2018

Sábado a la noche.






La ciudad  oscura
se pinta y se perfuma
el sábado a la noche,
como  luciérnaga intenta brillar,
esperando  al hombre gris.
Él de la pena escondida
y el beso cansado.
Él que la salve del olvido,
de la vigilia de las noches largas
del humo  que flota
igual  que la bruma
en las madrugadas,
que cansa los ojos y agota  las mentes…
Ese, que nunca llega.

viernes, 10 de agosto de 2018

La llave.








Y yo que pensaba
que tras la ventana
el mundo corría
para todos,
menos para mi.
Encontraste la llave
perdida, olvidada.
Abriste el cielo,
con una sonrisa.
Regresó el duende de las musas
y brotaron  versos
en la fuente enmudecida.
Y nació la vida, y el amor
se hizo poema
gracias a ti.

Ella.

    Ella pasa  cada  tarde cargando la mirada impía de los vecinos. Retazo de vida que se va deshilachando, burbujeando  en la pri...