viernes, 27 de diciembre de 2019

El timón.





Son mías las horas y el timón de mi vida,
no necesito un cántaro de mentiras
ni el beso regalado a tantas.
Quiero despertar cantando,
a  pesar del naufragio,
a pesar de la cuerda que quiere alcanzarme
y que oscila sobre mi cabeza.
Mi vida es mía, los días y las noches,
los  amaso, como pan de cada día.
Tu camino y el mío,
no pueden unirse,
ya paso ese tiempo,
se murió la hoguera,
ni siquiera el  rescoldo,
brilla en las cenizas.






miércoles, 18 de diciembre de 2019

Después de la tormenta.





Desde las hojas van rodando
las  gotas que olvidó la lluvia,
cada una dibuja extrañas figuras en las pared. 
La humedad las bebe y crea mapas,
infinitas líneas que suben y bajan,
con mensajes, de extraños tesoros,
es un espejo, que la imaginación inventa,
y que el sol al avanzar,
va borrando y se lleva el misterio,
nos deja solos,  
ante su desgastada visión
que ya es pasado.




Buenos Aires.

  Quisiera encontrarte Buenos Aires Con tu antiguo esplendor veraniego, el mate en la vereda y el amor escondido entre Jazmines. Te ...