miércoles, 19 de septiembre de 2018

Atardecer.



El sol agoniza entre nubes rojas,
sangre de estrellas que olvido la noche.
El reflejo ruboriza la aguja de los pinos,
los besa, y se pierde como un suspiro.
Una suave melancolía se respira en el aire,
es la frialdad  de la noche que se acerca,
la brisa se desprende del verdor y lo duerme,
arropa el paisaje y lo vence con su quietud.





viernes, 7 de septiembre de 2018

Pequeños poemas.








PINAR.
Era la oscuridad del pinar en la noche,
era tu mano tibia,
encendiendo estrellas en mi cintura.


LUZ.
Una mirada,
un aleteo de pájaros
pueden iluminar
el día más gris.


AYER
Era el tiempo de las naranjas maduras
y las tardes recostándose al sol.
La  ternura dibujada en los ojos,
 juramentos susurrados
entre besos interminables,
y caricias,
que quedaron en la memoria de la piel.





Buenos Aires.

  Quisiera encontrarte Buenos Aires Con tu antiguo esplendor veraniego, el mate en la vereda y el amor escondido entre Jazmines. Te ...