martes, 27 de noviembre de 2018

Poema I y II



I
A veces la vida es una tormenta,
aguacero y granizo que  quiebra ramas 
sólo el sosiego de un beso
logra  el punto de sutura para el alma.

II

Zumba la abeja cuando madura la mañana,
canta la calandria y el aroma del jazmín anuncia el verano.
Con qué poco soy feliz, la brisa, la música
y si la voz del que amo, me acaricia el alma


martes, 13 de noviembre de 2018

Presentimiento.






Te presentía y días después, pasabas a mi lado,
me besaba tu sonrisa
y te esfumabas por las callecitas angostas que llevaban al puerto.
Me acariciaba el sol y yo tejía silencios,
buscando una explicación, más allá de mí, en las fronteras de mi mente la buscaba. 
Silenciaba las palabras para que fuera sólo mío el momento,
cuidando  el secreto
y que no se quebrara la magia de verte.
Eras mi locura, recóndita locura,
forjada en un sueño y cruzando a mi lado, como el viento,
como un perfume.
Un día te transformarás como el agua nieve
y  en mis manos quedará la humedad de un recuerdo
y  no habrá más sueños
ni la magia de tu presencia pasará a mi lado.
                                                                                         

Buenos Aires.

  Quisiera encontrarte Buenos Aires Con tu antiguo esplendor veraniego, el mate en la vereda y el amor escondido entre Jazmines. Te ...