martes, 16 de julio de 2024

Ella.

 




 

Ella pasa  cada  tarde

cargando la mirada impía de los vecinos.

Retazo de vida que se va deshilachando,

burbujeando  en la prisión de una copa

o en las manos húmedas

del último cliente.

Fluye la dulzura en su mirada triste,

la ilusoria suerte, le borró las quimeras

y sus sueños quedaron  rotos,

cristales de luna que se llevó el tiempo.

Sin embargo, alguna fantasía  queda,

de su vano destino,

mujercita  oscura, menuda y frágil.

Una esperanza chiquita,

juega en su  memoria,

aquella  historia  de la abuela tana,

de  Violetta que se redime por el amor de Alfredo,

la carga en la mochila de los sueños

y quién sabe,

si en el laberinto  de sus horas

entre esos rostros de una noche,  

acierte  el amor.

Y cambiara la historia,

y Violetta y Alfredo

salvando la esperanza,

se salvaran los dos.

                                             

 

 

 

 

 


jueves, 11 de julio de 2024

lluvia.


 

La lluvia

furiosa se estrella

sobre la tierra y las flores.

Sobre las lajas del patio,

creando ríos transparentes

que presurosos corren

buscando un lugar.

Cierro las cortinas,

me aíslo

en este cuadrado gris

tibio de sonidos y luz.

Mi mundo

ajeno a tu presencia

conocedor de tu nombre

que pronuncio bajo

para que nadie escuche

ni los duendes de la lluvia

sólo las paredes y yo.

jueves, 4 de julio de 2024

La bordadora.

 

 

 

 

Una puntada y otra más.

El hilo rojo va sumando caricias

como brazas en la tela.

La bordadora  crea y recrea,

tiene la certeza

de que el arte de su tapiz; es la rosa,

tan real que parece querer

escapar del lienzo y reinar en el jardín.

La mujer suspira,

mezcla colores e inventa detalles,

es una virtuosa del hilo y la aguja,

sus manos son  sabias

y con  ligereza  dan forma y tonalidad,  

van resignando su piel,

sus nervios, su carne,

en cada trabajo; en cada nueva rosa carmesí.

Logra que ascienda  el color en cada pétalo,

le da vuelo, lo curvan con la sombra

que brota del interior de cada pétalo

y al llegar al final de su trabajo,

sus suspiros se elevan

y logran  un aroma que penetra la flor y  el cuarto.

Quedará la rosa en el centro del tapiz,

soberana de la belleza.

 

 

lunes, 1 de julio de 2024

Caos.


 Hay un caos interior en mí

Que no logra ver la luz

Me abraza, me ciega 

y busca hundirme en el silencio.

Quiero escapar y no puedo

se cruzan sus espadas en mi camino

es una sentencia que me persigue

son tus ojos, son tus manos

y vos tan lejos, sin saber,

que luna me bendice 

ni que sol me entibia el alma.

Hay un caos interior en mí

que no logra ver la luz.

Ella.

    Ella pasa  cada  tarde cargando la mirada impía de los vecinos. Retazo de vida que se va deshilachando, burbujeando  en la pri...