viernes, 18 de enero de 2019

Medianoche.

"Dos cipreses" de Vicent Van Gogh.



Casi medianoche.
Las sombras me hacen compañía.
Del cielo se descuelga alguna estrella
cómplice de un lejano árbol navideño.
Y más allá, entre  los pinos
un búho se deja oír,
no me gusta su canto ni su presencia
que me estremece y presiento entre las ramas.
Una luna solitaria,
corta las nubes con su cuchilla curvada,
es reina entre los cipreses que guardan su majestad.
Ya es lunes,
mis ojos se cierran, es hora de dormir…





28 comentarios:

  1. Pobre búho, pero a veces los sonidos que no identificamos, nos provocan estar ojo avizor.

    Un abarzo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces entre las sombras y el canto de algún pájaro nocturno, nuestro corazón se pone en alerta.

      mariarosa

      Eliminar
  2. Hermosa imagen para acompañar tu poema.
    Muy bueno.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Amalia, los cipreces y la luna en cuchillas parecen justas a los versos.

      mariarosa

      Eliminar
  3. Quizás él sentía esa soledad profunda ...o lo llamaba el otro lado del misterio

    sepa Dios que pasó por su mirada esas horas de insomnio...
    pero su legado fue genial...

    besos.

    ResponderEliminar
  4. Aunque el sonido del búho no te guste piensa que ellos son portadores de buenas noticias al menos eso dicen ..
    La imagen es preciosa así como son tus letras.
    Un abrazo y feliz tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Campirela; cada pueblo tiene sus costumbres, entre nosotros los argentinos el sonido del búho trae malos augurios. Jaja....
      Me quedó con tus costumbres son más alegres. Gracias por tus comentarios.

      mariarosa

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. El verano, la soledad, la noche y los pinos con su aroma nos hace brotar poesía. Gracias Carlos, un abrazo.

      mariarosa

      Eliminar
  6. Me ha encantado me parece uno de los poemas más bonitos que has publicado. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra lo que dices, es un poema nacido en el final de un domingo de verano y en la paz del silencio. Gracias Franziska.

      mariarosa

      Eliminar
  7. Bello poema subido a las estrellas de tus versos.
    Abrazo

    ResponderEliminar
  8. Pocos son los motivos valederos para cerrar lo ojos, el sueño es uno de ellos...

    Saludos,

    J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola José, el sueño a veces tarda en llegar pero que bien nos hace. Gracias.

      mariarosa

      Eliminar
  9. Una preciosidad de versos e imagen.....saludos

    ResponderEliminar
  10. Encantadora estampa la que haces imaginar con tus versos, con esa sensación de misterio que dan las sombras de la noche.
    Un abrazo M.Rosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Elda, en esas sombras de la medianoche nacieron los versos, me alegra que te haya gustado.

      mariarosa

      Eliminar
  11. Un precioso colofón para cerrar el día y los ojos dejar dormir, para volver a soñar. Mi abrazo!!

    ResponderEliminar
  12. Gracias Rosana, buen fin de semana.
    mariarosa

    ResponderEliminar
  13. A descansar con la sonrisa de quien obsequia bella poesía.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias Sara, escribir y dormir, está bueno.

      Un abrazo.

      Eliminar
  14. ¡Cómo me ha gustado!
    Qué buen ritmo poético en la construcción de una escena tan plástica, cargada del misterio de la noche.
    Besos, María Rosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado, son un aliento tus palabras, gracias.

      mariarosa

      Eliminar
  15. Medianoche. Hora de misterio, de magia y de brujas, de buhos y sueños...´

    Y de besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuanta situaciones pueden vivirse en una medianoche. Bellas tus palabras Soco. Gracias.

      mariarosa

      Eliminar

Ella.

    Ella pasa  cada  tarde cargando la mirada impía de los vecinos. Retazo de vida que se va deshilachando, burbujeando  en la pri...