miércoles, 14 de marzo de 2018

Rosal.




Fue un pestañeo
y la sorpresa me detuvo,
no estabas,
te habían cambiado
por una rustica pared.
Me robaron la alegría de verte,
tu presencia era mi infancia
brillando entre tus flores.
Las mañanas de colegio,
el delantal almidonado,
el flequillo y la risa
y las piedritas del tinenti  en el bolsillo.

Contemplarte,
hacia cercano aquel tiempo,
porque vos estabas,
y tu racimos de rosas pequeñas,
me esperaban como a una amiga
para perfumar de primavera,
mi otoño.



Dónde irán las mariposas,
los recuerdos atados a tus ramas,
las risas jugando entre tus hojas
y el perfume suave
de la vida al sol.
Ya no estás; rosal enredadera,
la esquina quedó vacía,
en tu lugar ha crecido un muro,
que envejece mi mirada
que huele a cemento, a frío y a sueños perdidos.





36 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Gracias Alexander, otro beso para vos.

      mariarosa

      Eliminar
  2. Fantástico María Rosa, tu poema es un bello canto al rosal de tu infancia donde versificas con fuerza un sentimiento de nostalgia.
    Me ha encantado, es precioso.
    Un placer y un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El poema nació de la realidad de ver la esquina con una pared, donde antes estaba el viejo rosal. Fue una congoja, pero es la realidad. Gracias Elda.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Cambiar rosas por ladrillos y cemento debería ser un delito.Pero así es la vida.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es la vida Joaquín, la vida continua y los barrios cambian. Gracias por dejar tu palabra.

      mariarosa

      Eliminar
  4. La presencia del rosal que te había acompañado en tu infancia era parte de tu vida y el progreso,que no entiende de sentimientos,lo ha destruido por algún interés.
    Como todo tiene su lado bueno,gracias a esta "desgracia"podemos disfrutar de tan hermoso poema.
    Un beso Mariarosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carmen, todo cambia, el progreso es así y nuestras emociones, sólo a nosotros nos duelen hondo.

      mariarosa

      Eliminar
  5. Hoy en día el ladrillo lo invade todo o casi todo.
    Se talan árboles de larga vida bajo el pretexto del progreso y ¿Quién es el que tiene la suficiente sensibilidad para no arrancar un rosal?
    No es de extrañar que tus recuerdos vayan unidos a él, algo parecido me ha pasado con mi tierra, años atrás, cuando he vuelto, ya nada era igual.
    Me ha encantado tu nostálgico poema.
    Cariños en abrazos.
    kasioles

    ResponderEliminar
  6. Así es Kasioles. Todo cambia, pero cuesta aceptar que debe ser así.Gracias por tus palabras.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  7. Es bueno aceptarlo, pero aún mejor ponerlo en poesía. En una poesía tan bonita como esta, que sin tener el estilo tanguero igualmente me recuerda algunos de los buenos, como Madreselva.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El estilo tanguero es más fuerte que yo, será que me eduque entre gente que solo escuchaba tango y folckore.
      El estilo sale solo, debe ser que vive en mí. Gracias Frodo.

      mariarosa

      Eliminar
  8. Tu poema desprende tanta belleza como esas flores añoradas.
    Un beso. Feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Amalia, me alegra tu comentario, un abrazo a la distancia.

      mariarosa

      Eliminar
  9. El poema, bellamente lírico y evocativo. Hace uno o dos años, volví a un pueblo de mi infancia. Busqué el sendero o camino de piedra a GUane, y ya no estaba. Ahora, merced al turismo, le habían abierto entrada por otro lugar, con arcadas vegetales. UN abrazo. carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos cuesta aceptar los cambios. Es que el sendero de tu infancia es como mi rosal, nos conecta con los recuerdos vividos y felices. Gracias Carlos por tu comentario.

      mariarosa

      Eliminar
  10. Siempre vamos a añorar las flores que acompañaron nuestra infancia. Ese rincón sin rosal, con tu giro final... sí que se siente si ausencia.
    Fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sara, nos duelen los nuevos adelantos que van destruyendo lo que vivimos.

      Un abrazo.

      mariarosa

      Eliminar
  11. Que lata...siempre es una pena
    Ver como se seca el.alma de muchos...las flores noa dan tanta frescura y hermosura...

    Tengo un rosal frenteva.mi casa y me da bellas y aromáticas rosas rosadas.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una pena, pero , no era mi propiedad para decidir. Graias Magdalena por tu comentario.

      mariarosa

      Eliminar
  12. Un poema lleno de nostalgia que me trae recuerdos de antiguas rosas, las de mi mamá que le encantaban y que ahora no veo.

    Feliz día de la poesía María Rosa.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lujan. Los recuerdo de la infancia siempre llegan acompañados de nostalgia.

      mariarosa

      Eliminar
    2. Gracias María Rosa por visitar mi blog. Es el mismo de siempre, el que tengo desde hace como nueve años. Tiene mi nombre. Lo que ocurre es que decidí borrar todo y pasarlo a otros blogs y publicar allí solamente mis novelas, algo de los capítulos, algunos cuentos... mensajes y reseñas que me dejan, etc.

      Es lo que en este momento me gusta hacer. Te mando besos.

      Eliminar
  13. Cuando las cosas que amamos o que fueron parte de nuestra infancia ya no están, nos quedamos escribiendo en el recuerdo sus bellezas.
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rosario, la nostalgia es una negación del presente, algo así me sucedió al ver esa pared.
      Gracias.

      mariarosa

      Eliminar
  14. felicidades para ti también
    nostálgia dulce tu poema

    slaudos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una nostalgia que no quiere aceptar la realidad.
      Bienvenida Elisa, gracias por pasar y te mando un abrazo.

      mariarosa

      Eliminar
  15. Una poesía triste y preciosa...

    Qué pena cuando nos quitan nuestros referentes... Las cosas que nos recuerdan esos años tan bonitos...

    Me imagino que tiene que dar mucha pena, hay cosas que las deberían dejar perdurar por siempre...

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sakkarah, bienvenida.

      La nostalgia debe ser hermana de la tristeza siempre van juntas.

      Gracias por pasar.

      Eliminar
  16. Añoranzas y recuerdos entremezclados.
    Un abrazo María Rosa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Van juntas y de la mano. Gracias soñadora por dejar tu huella.

      mariarosa

      Eliminar
  17. De mis recuerdos nace mi voz que se pierde en el tiempo. Salto de un momento a otro y hasta de años y años...y me persigo exprimiendo cada instante congelado en la memoria.

    Podría extrangular los recuerdos mas tontos a cambio de lo práctico pero, esas simplezas me ayudan a vivir y me mantienen a mis seres queridos aunque esos seres sean un objeto..Mi mundo es el placer de lo vivido aquí ahora y lo que sucedió hace años. Todo forma una red enmarañada de pensamientos a los que no renuncio porque el sentido de vivir, se pierde en la senda del tiempo que paso a paso, se adhiere a lo que ya es nuestro y de nadie más...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bonito el pensamiento que me dejas en tu comentario. Es una prosa poética que refleja en mayor o menor medida lo que muchos sentimos, por eso duele ver que destruyen un rosal que en la niñez fue mi alegría.

      Gracias.

      mariarosa

      Eliminar
  18. Que tengas grandes bendiciones en tu vida siempre.

    La belleza de la vida consiste en mirarse de frente y verse reflejado en cada uno tal cual somos nosotros mismos, valiosos seres humanos en el camino del la búsqueda del amor y de la paz.

    Gracias por acompañar siempre.
    ░░░(¯`:´¯)░░
    ░(¯ `•.\|/.•´¯)░░
    ░(¯ `•.(۞).•´¯)░
    ░░(_.•´/|\`•._)░░
    ░░░(_.:._)░░░░░

    ResponderEliminar
  19. muy bello. Las cosas, los objetos son parte de nuestras vidas y llegamos a amarlos y añorarlos cuando los perdemos.

    te abrazo, linda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Soco por dejar tu huella, un abrazo.

      mariarosa

      Eliminar

Presentimiento.

Te presentía y días después, pasabas a mi lado, me besaba tu sonrisa y te esfumabas por las callecitas angostas que llevab...