martes, 17 de abril de 2018

Poetas de Buenos Aires.






.


Los poetas  de Buenos Aires,
no se mueren.
Se les regala la gracia,
de seguir deambulando por las noches,
buscando un resto de arrabal
o se sientan en el cordón de la vereda
y silban bajito un tango.
Caminan buscando esquinas con ochavas
donde algún malevo Borgiano
se despiertea en el silencio del pájaro dormido.
Los poetas que amaron Buenos Aires
siguen escribiendo poemas de amor,
y dibujan corazones rotos
en servilletas de papel,
sobre la mesa de un noctámbulo bar
que huele a madera y ginebra.
Y cuando amanece,
entre  bocinas y  aroma a café con leche,
se desvanecen, con el primer rayo de sol.
Será por eso, que en las mañanas,
por la Av Corrientes o  por Guardia vieja,
se escuchan  tangos que hablan de amores perdidos.
Y los caminantes,  sonríen
a pesar del invierno, de la humedad
y a pesar de la nostalgia,
la ciudad sigue tan linda,
tan mujer, tan alegre y perfumada.





31 comentarios:

  1. Lindo verso.
    Sentimental y bello.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Amalia por tu visita y comentario.

      mariarosa

      Eliminar
  2. Bonito homenaje, y bonito poema, para esos poetas argentinos.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rafa. Los poetas son muchos y sin nombrarlos, intento recordar a todos.

      Gracias por tu paso.

      mariarosa

      Eliminar
  3. Un bello y homenaje poema donde se ve el cariño que sientes por los poetas de Buenos Aires ....ese deambular por las calles me ha encantado .
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Campirela, la ciudad es como toda, pero para nosotros es única.

      marairosa

      Eliminar
  4. Que los poetas argentinos sigan inspirándote escritos tan bonitos.
    Un beso Mariarosa
    carmen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carmen por tu voluntad de seguir siempre mis textos.
      Un abrazo.

      mariarosa

      Eliminar
  5. Antes yo te buscaba en tus confines
    que lindan con la tarde y la llanura
    y en la verja que guarda una frescura
    antigua de cedrones y jazmines.Jorge Luis Borges Muy lindo el homenaje a los poetas de Buenos Aires

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Que lindo recuerdo Javier. Borges fue un enamorado de Buenos Aires y nadie le canto como él.
      Gracias por tu comentario.

      mariarosa

      Eliminar
  6. Los poetas de Buenos Aires, tienen sentimiento, pasión, arte, vivencias y dominio del idioma; que los hace poetas mágicos. Como tú.
    Un abrazo muy grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sara, que lindas palabras, emocionan.
      mariarosa

      Eliminar
  7. Que bonito lo que has escrito María Rosa, si se le pusiera música a tus letras, sería un tango, fusión de danzas y ritmos para bailarlas con pasión.
    Precioso, me ha encantado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que Buenos Aires es mágica, inspira letras que se nos van solas al papel. Gracias Elda.

      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Verdad que te inspira Buenos Aires, es que tiene ese no se que, que te envuelve en un tul de emisiones paseándote en su lomo... tu ríes y todo se ve hermoso y personal, me encanto poetisa.
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que lindo lo que me dices Rosario, gracias, te mando un beso.

      mariarosa

      Eliminar
  9. Que hermoso poema....No dudo que asi sea como lo describes..... Me encanto leerte...saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sandra, a veces volamos con la imaginación y salen estas poesías.

      Un abrazo

      Eliminar
  10. Hola!! Qué maravilla de poema y he visto alguno más y son geniales. Por cierto, ya me sigo y me quedo por aquí. Nos leemos!! Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ana por tu visita y por tus palabras.
      Un abrazo.

      mariarosa

      Eliminar
  11. Es que esas callecitas de Buenos Aires son poesía pura.
    La poesía es eterna y forma parte del ser argentino.
    Bellos versos María Rosa.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  12. Quise decir el poema para no repetir la palabras poesía; uno escribe rápido y no se da cuenta. Cariños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lujan. No esproblema, lo bueno es que te haya gustado.Un beso.

      mariarosa

      Eliminar
  13. Hermoso!
    Fantasmas malevos es lo que le falta a esta joven muchacha Buenos Aires, que hace falta verla con ojos de turista para darse cuenta de su hermosura.
    Voy a prestar atención cada vez que escuche silbar un tango.

    Me encantó. Nostalgia.
    Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Voy seguido por la zona de Almagro y me encantan esos bares con olor a café con leche. Almagro tiene mucho del Buenos Aires de ayer y hasta las veredas rotas me encantan. Cosas de vieja loca, dirían mis
      hijos.

      Gracias por tu comentario.

      mariarosa

      Eliminar
  14. ... me vi paseando por la calle Corrientes, en un viejo bar del barrio de La Boca. Y escuché la cadencia de un tango, que escapaba de una ventana al sur. Con amor, mi abrazo nostálgico, Mariarosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Soco, tus comentarios son una poesía, es lindo leerte, hasta en estas palabras de comentario.

      mariarosa

      Eliminar
  15. Si algún día voy por Buenos Aires, pasearé en la noche, para escuchar esos tangos de poetas que nunca mueren.

    Abrazos de Espíritu sin Nombre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu lectura estimada Conchi. Un abrazo.

      mariarosa

      Eliminar
  16. Si es cierto eso que muchos poetas
    salen de noche a buscar la magia y quizás que otros deleites más ;))
    como sea muy a vces por mi parte me llega el remezón de la ´palabra en madrugadas...

    de todas maneras el fruto de todo ello ha dado flores muy especiales e inolvidables en algunos casos.

    abrazos.

    ResponderEliminar

Pequeños poemas.

PINAR. Era la oscuridad del pinar en la noche, era tu mano tibia, encendiendo estrellas en mi cintura. LUZ. ...