lunes, 26 de marzo de 2018

Ella.




La presiento,
sigue mis pasos,
por calles silenciosas,
camina con mi insomnio,
cuando me cala el agobio 
y mis parpados se afiebran.
¡Quién es?
Giro,
presiento que está,  
como la caricia de un amante que se evoca en la distancia.
Escucho las hojas crujir bajo sus pies,
es  ágil para ocultarse,
el miedo corre por mi espalda con gotas frías.
Sé que me sigue,
es tan rápida,
que al llegar a la esquina
por muy leves que  sean mis movimientos,
logra esconderse.
Mis ojos hurgan en la oscuridad
y sólo encuentro la calle vacía.



miércoles, 14 de marzo de 2018

Rosal.




Fue un pestañeo
y la sorpresa me detuvo,
no estabas,
te habían cambiado
por una rustica pared.
Me robaron la alegría de verte,
tu presencia era mi infancia
brillando entre tus flores.
Las mañanas de colegio,
el delantal almidonado,
el flequillo y la risa
y las piedritas del tinenti  en el bolsillo.

Contemplarte,
hacia cercano aquel tiempo,
porque vos estabas,
y tu racimos de rosas pequeñas,
me esperaban como a una amiga
para perfumar de primavera,
mi otoño.



Dónde irán las mariposas,
los recuerdos atados a tus ramas,
las risas jugando entre tus hojas
y el perfume suave
de la vida al sol.
Ya no estás; rosal enredadera,
la esquina quedó vacía,
en tu lugar ha crecido un muro,
que envejece mi mirada
que huele a cemento, a frío y a sueños perdidos.





lunes, 5 de marzo de 2018

Golondrinas.




Acuarela del cielo; golondrina,
beso negro que busca el  horizonte,
réquiem del verano,
se alejan unidas,
pero antes,
retozara su vuelo
buscando el camino.
Capristrano las espera,
tierra caliente
de antiguos campanarios,
jardines perfumados
y susurros de oración.
Nos dejan sus nidos
y alguna pluma traviesa
hablara de su presencia.
Y el próximo año,
al llegar noviembre
volverán al viejo nido,
y renovarán la fiesta del verano.

Señorial , elegante;
golondrina viajera.

Poetas.

Admiro a los poetas, que descubren el mar en un arroyo. En una  flor roja, ven una orquídea, color de cielo y aman la lluvi...