lunes, 1 de enero de 2018

Jueces de la vida ajena.






Ensucian el aire
con sus palabras.
¿Desde qué altura, juzgan?
Lo que  nunca entenderán.
Su saliva es veneno,
sus ojos, ventanas sin luz.
Corazones  de mármol,
como sus pensamiento.




17 comentarios:

  1. El; que no ve la viga en su propio ojo,
    vierte su ira en las personas sensibles
    Iracundo, terco y horroroso,
    preocupado y resentido
    devorándose a si mismo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que tus palabras son las justas Javier. Gracias por pasar y comentar.

      mariarosa

      Eliminar
  2. Eso son... pobres. No tienen vida satisfactoria.
    Un fuerte abrazo y te deseo un año 2018 maravilloso. Gracias por haber llegado a mi vida, ha sido hermoso conocerte :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sara, el placer también ha sido mio al conocerte y leer tus textos, felicidades.

      cariños

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Alexander, gracias por tu presencia y tus comentarios.

      mariarosa

      Eliminar
  4. Poema que hace meditar María Rosa, muy bueno. Feliz 2018.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Conchi, me alegra que te gustara.

      mariarosa

      Eliminar
  5. Excelente poema. Y muy reflexivo.

    Muy feliz 2018.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te gustara, n abrazo y graias por tu visita.

      mariarosa

      Eliminar
  6. Sin duda son personas frías que juzgan injustamente muchas veces.
    Feliz año María Rosa.
    Muchos besos amiga.

    ResponderEliminar
  7. Que se bajen de ese pedestal. Que se bajen del caballo.
    No son jueces, ni siquiera llegan a ser los exentos de pagar impuestos

    Muy bueno.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy cierto, creen que están en un pedestal, libres de manchas y perfectos.

      Gracias Frodo.

      mariarosa

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  8. Sentencian como si fueran infalibles. Y cuantas veces se equivocan...Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desgraciadamente se los encuentra en todos lados. Un abrazo Soco y gracias por pasar.

      mariarosa

      Eliminar

Pequeños poemas.

PINAR. Era la oscuridad del pinar en la noche, era tu mano tibia, encendiendo estrellas en mi cintura. LUZ. ...