viernes, 24 de noviembre de 2017

Dunas.





Los médanos cubren el paisaje,
imitan las caderas de una mujer.
Más allá,
el horizonte es una línea,
entre el cielo y el mar.
Suspiros de espuma
entre las curvas sinuosas
llegan y se alejan
 son capricho del viento
jugando en el aire
coqueteando con él.

En la casa  arden los maderos,
el olor a mar entra por los resquicios,
mundo especial,
reino de los leños.
La arena se levanta
velo de escarcha
 que apaga el paisaje
y se proyecta contra los  cristales.
Es invierno
su perfil es crudo.
Quiero cerrar la puerta
de esta casa imaginaria,
que regresen los pájaros
que  la vida habite en libertad
y el silencio no exista.



martes, 14 de noviembre de 2017

Llovizna.






Llovizna bajo las estrellas,
rastros del invierno,
escondido en el vientre,
de una primavera rezagada,
que se anuncia con un sol mañanero
y tirita por la noche
en la media luna de mis ojeras.




jueves, 2 de noviembre de 2017

No todo está perdido.








Quisiera encontrarte Buenos Aires
como eras hace tiempo,
el mate en la vereda
y el amor escondido entre Jazmines.
Hoy los vecinos ya no se conocen,
se perdieron la sonrisa y el saludo,  
como las calles empedradas
donde la lluvia reflejaba la vida.

Algo te queda,
no todo está perdido,
quedan los cafés, los amigos y el encuentro,
donde el fútbol es  rey  
y los amores antiguos,
remontan un poema desolado.
Que costumbre, el amor en Buenos Aires,
cupido  salta entre las nubes,
y aunque vivamos enamorados del amor,
siempre nos queda,
ante el fracaso,
recitar a Cortázar:.
“Fui una letra de tango para tu indiferente melodía.”


Poetas.

Admiro a los poetas, que descubren el mar en un arroyo. En una  flor roja, ven una orquídea, color de cielo y aman la lluvi...