miércoles, 14 de junio de 2017

Amanece.





Amanece en la ciudad,
el cielo es una llama
que lentamente se va estirando
sobre umbrales y veredas.
Desde un semáforo en rojo
una paloma alza vuelo
dibujando un pentagrama,
hasta un balcón sin flores.
Un vendedor cruza la avenida
carga una canasta y ofrece;
¡Churros crocantes y sabrosos!
El grito se va alejando, hasta ser un susurro,
se pierde.
Perfume de glicinas
llega como una caricia,
la ciudad va cambiando,
se suman las voces,
los aromas se ensamblan,
las bocinas aturden
y yo sigo buscando la salida
a este laberinto que es mi vida.




1 comentario:

  1. Amanece un nuevo día y se dibuja de nuevo la vida en la ciudad o pueblo. Abrazos!

    ResponderEliminar